24 ene. 2009

Si pudiera describirte lo mucho que quiero darte ¡Todo! Si pudieras entender que no quiero de ti nada, salvo tus abrazos, tus besos y tu risa. ¡Ay! Si hubiera palabras para explicar lo que siento cada mañana.

No hay comentarios: