26 sept. 2008


Estrechando las manos por la angustia del dolor, sorteados a defraudar. presos de un mismo sueño.

No hay comentarios: